Ayacucho: Logran obtener crías de llamas producto de la tecnología

Ayacucho: Logran obtener crías de llamas producto de la tecnología

Un docente de la escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga (Unsch); logró producir cuatro crías mejoradas de llamas, nacidas producto del uso de la biotecnología. El proyecto duró dos años.

César Augusto Olaquivel presentó los resultados del proyecto denominado “Producción y transferencia de embriones frescos y criopreservados de llama (lama glama) en Ayacucho”.

El proyecto recibió múltiples contribuciones

El proyecto fue financiado por la Universidad, mediante los fondos Focam y trabajado conjuntamente con profesionales del Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) Ayacucho. Todo ocurrió en la comunidad de Choccoro del distrito de Chuschi ubicado en la provincia de Cangallo; zona dedicada a la crianza y comercialización de camélidos.

Los experimentos iniciaron en 2019

Fruto del trabajo de investigación, cuya parte experimental inició en el 2019, el equipo de investigadores logró desarrollar el proyecto; y obtuvo cuatro crías nacidas producto del uso de la tecnología de transferencia de embriones frescos. Este logro fue más satisfactorio para el equipo integrado por tesistas de pre y posgrado de la Unsch; así como profesionales de la Unsch y del INIA.

Esperan multiplicar la población de llamas

El responsable del proyecto, César Olaguivel manifestó que, de acuerdo a los últimos censos agropecuarios, la población de llamas se viene reduciendo a nivel nacional, y principalmente en la región de Ayacucho, donde se ha evidenciado una disminución de esta especie en un 3% a un 5 % de forma anual.

Añadió que con este trabajo se busca ayudar en la preservación de este recurso zoogenético con la ayuda del uso de la biotecnología para seguir fomentando la crianza de llamas mejoradas en la región.

Objetivos del proyecto

Se resaltó que entre los objetivos del proyecto se tuvo validar los protocolos para la obtención de embriones, producir embriones y transferirlos tanto frescos, vitrificados o congelados, ya que hasta el momento se han obtenido resultados favorables con la transferencia de embriones frescos.

Finalmente, Olaguivel señaló que, lo óptimo sería masificar el proyecto y poder transmitir esta tecnología a las comunidades campesinas dedicadas a la producción de camélidos (llamas) y de este modo lograr preservar este importante recurso zoogenético de nuestra región.

Además, el investigador añadió que permitiría ayudar a los criadores ayacuchanos en la mejora genética de esta especie para un mayor aprovechamiento en la producción dual (carne y fibra) que actualmente desarrollan, así como mejorar su sistema de crianza, que a la fecha es empírica para una producción técnica y profesional.