Apurímac: Descienden contagios y muertes por Covid-19

Apurímac: Descienden contagios y muertes por Covid-19

La región Apurímac registró un descenso en los contagios y muertes por Covid-19. En los últimos 15 días, reportaron solo 16 fallecidos, lo que representa 50% menos de víctimas que hace un mes. En contagios hubo 501 casos, también hubo un descenso considerable.

Desglose de cifras por mes

Desde la primera semana de enero del 2021, Apurímac presentó un incrementó descontrolado. Las cifras oficiales del sector salud, indican que desde el 01 al 31 de enero del 2021 se reportaron 77 fallecidos y 2 mil 650 nuevos casos de coronavirus en la región Apurímac. Abancay como epicentro de esta enfermedad registró, mil 265 casos confirmados, en el primer mes del año.

En el segundo mes del año, en la primera semana (del 31 de enero al 7 de febrero) Apurímac registró 34 fallecidos y 660 nuevos casos confirmados de COVID-19. De este total de infectados, 309 pertenecían a Abancay.

En la segunda semana (del 7 al 14 de febrero) la región reportó 31 fallecidos y 712 nuevos casos confirmados de los cuales 340 contagiados se diagnosticaron en Abancay.

En esta última semana (del 14 al 21 de febrero) en las 7 provincias se registraron 16 fallecidos y 501 nuevos casos confirmados con el virus chino, de los cuales 205 infectados fueron reportados en la provincia de Abancay. El consolidado de la pandemia por COVID-19 reporta 415 fallecidos y 20 mil 487 casos confirmados.

Se debe continuar con el confinamiento

La comparación de las cifras de fallecidos y nuevos contagios entre los meses de enero y febrero, el segundo mes fue el de mayor numero, sin embargo, esta última semana muestra un leve descenso.

Todo se debe gracias al confinamiento que se viene practicando durante este periodo. Bajo estas cifras, aun no se sabe con exactitud que determinación tomará el gobierno con respecto a las medidas restrictivas que se aplicarán en la provincia abanquina, ya que la cuarentena debería concluir el domingo 28 de febrero.

Tomando estas consideraciones se podría hablar de que la región pasará a un nivel inferior de riesgo muy alto o alto, donde ya no existe inmovilización social obligatoria aplicándose el libre tránsito; se permite algunos rubros de negocio, pero con aforo limitado y se amplía los horarios del toque de queda.